¿Cómo aumentar el deseo sexual?

¿Cómo aumentar el deseo sexual?

En ocasiones podemos perder el deseo sexual, este decae y la pérdida del mismo la percibimos con un sentimiento y una sensación de negatividad, se produce una especie de inquietud, como considerándolo algo anormal. De hecho, el motivo principal por el que las parejas acuden a la consulta de un terapeuta sexual, están relacionadas con esta disminución del apetito sexual.

Aumentar el deseo sexual

Los problemas referidos al apetito sexual, son tratados de manera muy diferente entre los hombres y las mujeres. Los hombres tienden a considerar sus problemas como algo de índole física, algo que puede ser tratado con medicación, en cambio las mujeres consideran más, que el origen de su inapetencia sexual, tiene que ver  con la calidad en las relaciones y también con otros aspectos más emocionales.

Pueden ser muchas y diversas las causas que hagan que la libido decaiga, bien debido al estrés, a desiquilibrios hormonales, conflictos en la relación, a la fatiga, al periodo de lactancia, preocupaciones económicas, laborales o enfermedades como la diabetes y la hipertensión.

No debemos olvidar, que el sexo está en la mente, esta es el órgano sexual más importante y el deseo tiene mucho más que ver con lo que pasa por la cabeza que ningún otro factor.

Según los expertos en terapia sexual, hay que descartar en primer lugar ( cuando existe inapetencia sexual ) que no se trate de una causa física, o debido al efecto secundario de alguna medicación. Cuando estas causas se descartan, la terapia se suele centrar en detectar los bloqueos mentales, averiguar ciertas rutinas que pueden ser la razón que obstaculizan la vida sexual sana, y en hacer el esfuerzo de cambiar estas por otros hábitos.

Pero ¿Qué es la libido? ¿Cómo nos afecta? ¿Podemos aumentarla?

La libido es el impulso sexual de una persona, es el deseo sexual. Logicamente no queremos dejar de lado la recomendación de acudir  a un especialista cuando la inapetencia del deseo sexual es prolongada en el tiempo, pues como apuntamos anteriormente esta puede deberse a diversos motivos, pero no obstante podemos aprender métodos para incrementar el interés y el placer, afrontando la falta de apetito sexual desde otra perspectiva, y conocer como algunos alimentos favorecen esta mejora, aquí haremos referencia a algunos de ellos:

El cacao, contiene feniletilamina y esta puede provocar euforia mediante la liberación de dopamina, la cual procede del cerebro cuando se llega al orgasmo. Además si tomamos un chocolate que lleve leche, el calcio que esta contiene, favorecerá  la transmisión nerviosa y esto nos dotara de mayor sensibilidad al tacto.

El plátano, mejora el estado del ánimo y la confianza, debido a que contiene un alcaloide llamado bufotenina.

Las almendras son frutos secos que contienen gran cantidad de grasas esenciales que regulas las prostaglandinas, algo fundamental para la producción de hormonas sexuales, sin olvidar que contienen vitamina E, favoreciendo por sus antioxidantes a un mejor esperma.

Las gambas, contienen gran cantidad de zinc, calcio y magnesio, esto mejora la libido y también la producción de esperma, favorecen la contracción muscular  y la fertilidad. También contienen fenilalanina, que es un aminoácido el cual ayuda a regular el estado de ánimo.

La miel, rica en vitamina B, necesaria para la producción de testosterona y contiene fructosa, por lo que libera de manera constante la energía.

Continuando con la importancia de mantener un nivel alto de testosterona, tanto para la fabricación del esperma, como para evitar la impotencia o regular el deseo, diremos que el pollo es un alimento en el que abundan el zinc y la vitamina B6.

Un cereal que potencia la energía y contiene mucha vitamina B es el arroz integral. Y es que la vitamina B, es indispensable para una buena libido. El arroz integral, contiene además magnesio, algo que ayuda mucho a la correcta contracción muscular.

Las ostras, conocidas por sus propiedades afrodisiacas, son un molusco con mucho zinc,  (vital en la producción de testosterona ) ácido aspártico y aspartato.

Podríamos hacer una lista mucho más amplia, pero empecemos por conocer algunos de estos alimentos y en posteriores redacciones, abordaremos nuevos alimentos y hábitos interesantes, que nos ayuden a incrementar nuestro deseo sexual.