¿Funcionan las citas rápidas?

¿Funcionan las citas rápidas?

Las citas rápidas –o speed-dating, como se las conoce en el mundo anglosajón- se han hecho muy populares en los últimos años, aunque lo cierto es que la mayoría de nosotros las conoce más por la televisión o las películas que por haber estado en una de ellas.

Cómo se hacen las citas rápidas

Como seguramente sabrás, consiste en tener un montón de citas a ciegas en una misma noche pero de solo cinco minutos de duración cada una. Normalmente son organizadas por un local o una agencia, y se hace de manera que haya el mismo número de hombres que de mujeres y que todos puedan conversar entre sí. Cuando se han acabado todas las citas, tienes que rellenar un formulario con los nombres de las parejas que te han gustado. Si coincides con esa persona, la organización te da su email para poneros en contacto. A partir de ahí, depende de cada uno.

Según los organizadores, es una forma perfecta de conocer a posibles parejas, ya que la mayoría de la gente decide si tiene compatibilidad o no con la otra persona muy rápido. La primera impresión sería lo que nos hace decidir si queremos estar o no con otra persona, y si esta impresión es positiva y mutua, es muy posible que pueda comenzar una relación. Sin embargo, como en todo lo que tiene que ver con la atracción, depende de la persona que tengamos delante. Si esa persona nos da buen feeling, cinco minutos se pasan volando y si no, pueden ser una eternidad. Además, lo malo de un tiempo tan reducido es que no da para mucho más que para preguntar de dónde es o en qué trabaja, y así una y otra vez durante diez citas.

La presión de que el tiempo pase tampoco ayuda: tratamos de llenar los silencios incómodos con preguntas o frases tontas y acabamos estropeándolo todo más. todo ello hace bastante difícil que puedas encontrar un verdadero flechazo en una de estas citas, pero sí pueden estar bien para conocer gente nueva o para pasar un rato divertido, sobre todo si lo compartes con amigas o amigos. Además, si te da pereza salir de casa, ahora también existe la posibilidad de participar en un speed-dating a través de internet, ya sea a través de la pantalla en páginas como la de SpeedDate o a través de aplicaciones móviles específicamente diseñadas para ello.